Carolina Valadez Sámano, desde niña tiene en la sangre el amor por la música y el sueño de ser una gran cantante. En el 2005, decide invitar a un grupo de amigos a convertir este sueño en realidad. Y es así como junto con este grupo empiezan a llenar de sabor y alegría todos los lugares en los que se presentan.

Además de ser poseedora de una gran voz y talento para la música, Caro siempre ha estado llena de carisma, simpatía y un liderazgo nato. Lo que la ha hecho ganar muchos seguidores, así como amigos del medio artístico. Entre éstos se encuentra un grupo de músicos argentinos que cariñosamente empiezan a llamarla “La Morocha” (que significa morena en Argentina). Es así como Caro obtiene su nombre y deciden llamar así al grupo.

Después de un tiempo de estar tocando puertas, “La Morocha” empieza a hacer presentaciones en eventos privados, encontrando en la cumbia, la música texana y la música tropical los elementos más importantes para crecer primero en Monterrey, la capital grupera, y llevar su propuesta a otros lugares del país. Convirtiéndose así en embajadores de estos géneros.

Es así como “La Morocha” comienza lo que en algún momento consideró un sueño. Al poco tiempo, el grupo empieza a pisar escenarios de gran prestigio en su natal Monterrey, donde la gente goza de la gran voz de Caro y el sabor inigualable de “La Morocha”, compartiendo escenarios incluso con grandes ídolos de la talla de Ramón Ayala y sus Bravos del Norte, El Poder del Norte y La Firma entre muchos otros.